Please enable JS

Ir en bicicleta por Edimburgo

Moverse por Edimburgo en bicicleta

Transporte/Qué hacer en Edimburgo

En Edimburgo vas a encontrar una extensa y completa red de carriles bici que cubren tanto el centro de la ciudad como los diferentes barrios periféricos.

Moverse por Edimburgo en bicicleta

Muchos de los carriles bici de Edimburgo se encuentran físicamente separados del resto del tráfico y atraviesan parques y jardines que van a hacer que la experiencia de recorrer Edimburgo en bicicleta te pueda resultar muy agradable.

Utilizando la red de carriles bici de Edimburgo podrás descubir parques como Holyrood, The Meadows o el Water of Leith.

Mapa de carriles bici de Edimburgo

El Water of Leith es un paseo que discurre junto al río del mismo nombre en medio de zonas verdes y que atraviesa la ciudad de un extremo a otro, con numerosas salidas a zonas urbanas en los diferentes barrios por los que va pasando.

También algunas de las antiguas líneas de tren que atravesaban Edimburgo han sido transformadas en carriles bici, que sirven como una circunvalación que te permitirá cruzar la ciudad o salir de ella por vías de uso exclusivo para bicicletas y peatones.

A lo largo de casi toda la red, te encontrarás con una señalización bastante completa. Ten en cuenta que las distancias se expresan en millas.

Carril bici de Edimburgo

Llevar tu bici en el transporte público de Edimburgo

Podrás viajar en el tranvía de Edimburgo con tu bicicleta, a excepción de las horas punta, entre las 7.30 y las 9.30 y entre las 16.00 y las 18.30 horas. Tampoco podrás llevar tu bicicleta en el tranvía durante el Festival de agosto.

En los autobuses urbanos de la compañía Lothian Buses, lo más habituales, sólo te dejarán llevar tu bicicleta si es plegable y la llevas en una bolsa porta-bicicletas.

Los alrededores de Edimburgo en bicicleta

Además de cubrir desplazamientos urbanos, también merece la pena que aproveches para hacer alguna escapada en bicicleta por los alrededores de Edimburgo. Si sales desde el centro, podrás hacerlo a través de caminos sin tráfico, bien señalizados y bastante llanos.

1. Desde Haymarket (Edimburgo) hasta North Queensferry

Cerca de la estación de Haymarket sale de la ciudad la vía ciclista NCN 1, por la que a lo largo de unas 10,5 millas (16,9 kilómetros) cubrirás el trayecto entre Edimburgo y South Queensferry, un pequeño pueblo marinero situado junto el Forth Bridge, el emblemático puente del ferrocarril, de color rojo, que cruza el estuario del Forth.

Se trata de una ruta con muy poco tráfico, en la que atravesarás una senda verde arbolada sobre la antigua vía del tren. Una vez en South Queensferry, puedes cruzar al otro lado del río al pueblo de North Queensferry, a través del Forth Road Bridge, un enorme puente colgante que cuenta con un carril tanto para peatones como para bicicletas. Los dos pueblos son realmente bonitos y además podrás disfrutar de unas excelentes vistas del Forth Bridge.

Forth Bridge en bicicleta

Desde North Queensferry puedes volver por el mismo camino o coger un tren a Edimburgo, a las estaciones de Haymarket o Waverley.

2. Desde Edimburgo a Musselburgh

Por la vía cicloturista NCN1 abandonarás la ciudad hacía el sur por St Leonard’s Street, aunque también puedes cogerla en otros muchos puntos de la ciudad, como al paso junto a la estatuilla del perro Bobby o en el parque de The Meadows.

Esta ruta, que se encuentra muy bien señalizada, une Edimburgo con el cercano pueblo de Musselburgh, a unas 5 millas (8 kilómetros) y está libre de tráfico.

Casi al inicio de la ruta, si sales desde Edimburgo, irás sobre la antigua vía del tren y vas a cruzar un túnel de 320 metros de longitud, que formaba parte del histórico Innocent Railway. Justo antes de llegar a Musselburgh, también cruzarás el campus de la Universidad Queen Margaret.

Tunel del Innocent Railway

La vuelta la puedes hacer siguiendo la misma vía ciclista en sentido opuesto, o en tren desde Musselburgh a la estación de Waverley.

3. Desde Fountainbridge (Edimburgo) a Linlithgow

En el barrio de Fountainbridge comienza el Union Canal, que va desde Edimburgo hasta el Canal de Caledonia, que a su vez une los estuarios del Forth y el Clyde.

Junto al canal existe un camino para bicicletas y peatones, completamente llano y con una superficie en general buena. No es muy ancho y mientras transita por Edimburgo suele haber bastante gente paseando, pero a medida que vas saliendo de la ciudad, lo encontrarás mucho más libre para poder lanzar la bicicleta y rodar a tus anchas.

Camino para bicicletas junto al Union Canal

Hasta Lilinthgow tienes unos 35 kilómetros, completamente llanos, pero que se van a hacer exigentes por la superficie del terreno por el que rodarás, por momentos bastante irregular y que agarra. Te recomendamos una bici todo-terreno, tipo gravel o de montaña. Con la de carretera puedes tener problemas en algunas zonas por los adoquines y el barro.

Después de aprovechar para conocer el bonito pueblo de Lilinthgow, con su palacio junto al lago, puedes volver utilizando el mismo camino del canal, o coger un tren a las estaciones de Haymarket o Waverley, que tarda unos 20 minutos.

Conoce muchas más curiosidades y anécdotas sobre Edimburgo en nuestros tours por la ciudad.