Please enable JS

La Royal Mile

La Royal Mile, la calle más famosa de Edimburgo

Monumentos & atracciones de Edimburgo/Top 10

No debes pasar por Edimburgo sin caminar por la Royal Mile de un extremo a otro, pues esta calle que recorre la Old Town es el corazón histórico de la ciudad.

El porqué del nombre

La Royal Mile o Milla Real no es exactamente una calle, sino una sucesión de calles, la más famosa de Edimburgo, en torno a la cual se construye toda la Ciudad Antigua u Old Town.

Si te fijas, descubrirás que debe su nombre a su longitud, que representa aproximadamente una Milla Escocesa Antigua (1.814,2 metros) y a que en sus dos extremos se encuentran el Castillo de Edimburgo, residencia tradicional de los reyes de Escocia, y el Palacio de Holyrood, la residencia real moderna.

A lo largo de ella vas a ir atravesando varias calles, que serían, si empiezas el recorrido en el Castillo, por este orden, Castle Esplanade, Castle Hill, Lawnmarket, High Street, Canongate y, por último, Abbey Strand.

Placa de la Royal Mile

Los closes de la Royal Mile

Si tienes algo de tiempo para explorarla más a fondo, no dudes en entrar por algunos de los más de ochenta estrechos callejones que la cruzan, conocidos como closes o wynds. Son uno de los rasgos más característicos de la Old Town de Edimburgo y algunos de ellos guardan agradables sorpresas.

Aquí construían los edificios con muy poca separación como consecuencia de la escasez de espacio y de la superpoblación, en una época en la que vivir en el exterior de la ciudad amurallada era demasiado peligroso, y esa sensación de encierro la vas a poder experimentar todavía hoy en algunos de ellos.

Otros en cambio los vas a admirar por su belleza, sus jardines escondidos o por lo bien que conservan el aspecto de la ciudad medieval.

Entre nuestros closes favoritos te recomendamos Lady Stair’s Close, Advocate’s Close, Brodie’s Close, Borthwick’s Close o el White Horse Close.

Close de Edimburgo

El fin del mundo

Es en la Royal Mile vas a poder ver el lugar en el que estaba la entrada principal a la ciudad, una puerta conocida como Netherbow Port, en lo que hoy es la intersección con St Mary’s Street. Si te fijas en el suelo, verás que el emplazamiento exacto de la puerta se encuentra señalizado por unos adoquines dorados.

Esa parte de la Royal Mile era conocida como World’s End, el fin del mundo, pues, en un lugar en el que la esperanza de vida era muy baja, muchos de los habitantes de Edimburgo morían sin haber salido nunca de la ciudad. Verás que uno de los close y también un pub de la zona llevan ese nombre en conmemoración de la triste historia.

Cosas que podrás hacer en la Royal Mile

Mientras recorres sus casi dos kilómetros, en la Royal Mile vas a poder ver muchos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Además del Castillo de Edimburgo y el Palacio de Holyrood, situados en sus dos extremos, vas a pasar junto a la Catedral de St Giles, la Cruz del Mercado, la Tron Kirk, la casa de John Knox, la Iglesia de Canongate o el Parlamento escocés.

Para explorar con mayor detenimiento la Royal Mile, podrás unirte a algunos de nuestros tours, como el Free Tour de Edimburgo, el Free Tour de Harry Potter o el Free Tour de Fantasmas, todos ellos con inicio a la altura del número 154 de High Street.

Vista del Lawnmarket

Hoy en día la Royal Mile ha cambiado completamente su aspecto respecto del que un día tuvo y se ha convertido en un paisaje de postal en el que confluyen turistas, artistas callejeros, tiendas de recuerdos, gaiteros, cafeterías y pubs, pero mantiene viva la esencia del pasado medieval y caótico de Edimburgo, que tienes que conocer a tu paso por la capital de Escocia.

Conoce muchas más curiosidades y anécdotas sobre Edimburgo en nuestros tours por la ciudad.

Localización

La Royal Mile une el Castillo de Edimburgo con el Palacio de Holyrood y atraviesa la Old Town de un extremo a otro a lo largo de sus 1,8 kilómetros.

Recuerda...

La Royal Mile no es una calle, sino una sucesión de calles, por lo que debes fijarte bien en el nombre de la sección en la que te encuentras.

No debes perderte...

Los Free Tours de Edimburgo, que empiezan todos los días frente a The Royal McGregor, un restaurante situado en el 154 de High Street.